BUSCA

Categorias

sustentabilidad Oct. 9, 2020

Qué es economía circular y cuáles son sus beneficios

Liviano, resistente y adaptable, el plástico está presente en nuestro día a día en diversos lugares y momentos, ya sea en los utensilios de la casa, en el trabajo, en la calle y también en los diversos envases que utilizamos y que tornan nuestra vida más conveniente. Pero, el reaprovechamiento de todo ese material producido es un gran desafío, que se torna aún más complejo debido a la cultura de descarte incorrecta aún presente en la sociedad. Un estudio producido por el Foro Económico Mundial, por la Fundación Ellen MacArthur y por la consultoría McKinsey & Company, por ejemplo, señaló que sólo el 14% de los envases de plástico son recogidos para su reutilización y reciclaje en el mundo.

En la práctica, todo residuo debería convertirse en insumo para la producción de nuevos productos y, de esta manera, generar nuevos recursos. En este contexto, surge la economía circular, un concepto que prevé la continuidad del uso de los materiales después del final de su ciclo de vida, disminuyendo los impactos ambientales y generando nuevos recursos económicos. A diferencia de la economía lineal, en la cual un producto pierde su utilidad al extinguir su vida útil, la base del concepto de economía circular es justamente lo contrario: es el aumento de la vida útil de productos o insumos descartados anteriormente, a través de estrategias como la reutilización, reciclaje y descarte adecuado.

El arquitecto Walter R. Stahel definió en un artículo para la revista científica Nature que “la economía circular debe transformar mercancías que están al final de su vida útil en recursos para nuevos productos, cerrando los círculos en ecosistemas industriales y minimizando el desperdicio. Esto cambiaría la lógica económica porque sustituye la producción por la suficiencia: reutilice lo que usted pueda, recicle lo que no puede ser reutilizado, arregle lo que está malogrado y “refabrique” lo que no puede ser reparado”.

Esta nueva forma de pensar sobre la producción y el consumo consciente se ha convertido en una aliada económica y también una necesidad para un futuro sostenible. De acuerdo con el estudio mencionado anteriormente, las empresas que agregan los principios de la economía circular, como visión de largo plazo, enfoque en la innovación y en la generación de valor, registran ingresos superiores al 47% y beneficios mayores de 81%.

Con relación a los impactos ambientales, la economía circular evalúa el ciclo de los productos con la finalidad de extraer el máximo provecho de la producción. Cuando el asunto es el material que pueden ser reprocesados varias veces, tales como el plástico, ella se torna una práctica fundamental para reducir la exploración de recursos naturales y, consecuentemente, contribuir con la preservación del medio ambiente. Un estudio en siete países europeos descubrió, por ejemplo, que el cambio para una economía circular reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero de cada país en hasta el 70%.

CONSUMIDOR ES PARTE DEL PROCESO

Para que la economía circular funcione realmente, es importante que todos los involucrados en la cadena productiva formen parte del proceso. Para esto, cada uno debe repensar su papel en el ciclo de producción, de acuerdo con el nuevo modelo. Es necesario que los organismos públicos y las empresas tomen la iniciativa de este movimiento de concientización de la población para reducir, reutilizar y redireccionar los productos para el reciclaje. El plástico, por ejemplo, cuando es utilizado de manera sostenible, es fundamental para el desarrollo social, económico y para la propia preservación del medio ambiente. Su reaprovechamiento después del descarte da un retorno considerable no sólo al medio ambiente, sino también a la sociedad, principalmente en la generación de empleo e ingresos para las industrias de reciclaje.

¿Y POLO FILMS?

La industria del plástico viene pasando por un período de transformación y la sostenibilidad es un tema que viene ganando cada vez más importancia en el mercado. Para estar alineado con el consumidor, cada vez más atento y exigente con relación a los asuntos ambientales, Polo Films viene trabajando para que el concepto de economía circular esté cada vez más presente en nuestra producción. La compañía entiende su responsabilidad en este asunto tan importante y es por eso que hace 40 años, además de perfeccionar constantemente sus procesos con el fin de minimizar los impactos al medio ambiente, incentiva las prácticas sostenibles tales como el descarte correcto de los envases entre sus colaboradores y asociados.